ugjkh
aros
Denise9

El arte de la casualidad

Un espacio saturado con detalles de pintura en spray, cerámicas colgantes en equilibrio sobre brillantes cuerdas, papeles de infinitos colores y materiales aleatorios como la purpurina conforman la primera exposición de la artista multidisciplinar chilena Denise Treizman en PROTO Gallery, Nueva York.

‘THE MARSHMALLOW METHOD’, nombre que alude a la creación industrial de esta ‘fruta prohibida’ que la naturaleza no nos supo dar, reúne los objetos que la artista reutiliza de la calle, compra o crea de una manera personal y única, acción y resultado que se ha convertido ya en su sello de identidad.

Dando vital importancia al propio proceso de su arte, Treizman huye de los condicionantes previos a la creación. Por el contrario, se encuentra en un estado permanente de atención con el fin de detectar esos momentos inesperados donde siente que su trabajo está funcionando, entendiendo lo positivo del accidente y del azar.

La carencia de cierta metodología y rigor en sus obras se convierte en ventaja para construir sus mundos introspectivos y personales. Sentir el espacio y cómo éste se relaciona con los objetos le permite jugar con las propiedades de los materiales que cambian según su ubicación en el entorno. La energía en sus movimientos a la hora de tratar su obra hace latente la potencialidad de los objetos para transformarse, caerse, explotar o estirarse generando una tensión que se ve reducida por el aspecto naive de sus componentes.

Una vez más, Denise Treizman trae un punto de vista único del panorama artístico contemporáneo con el que pretende comenzar una conversación abstracta que puede continuar en el infinito o incluso ser completamente prescindible.

11 de abril de 2018