24131801_374171436375655_6631277244668196485_o
24068830_374171433042322_964976988145828807_o

Los límites del Arte en el museo

Nos hemos puesto estudiosos y del 28 al 30 de noviembre asistimos al congreso internacional ‘Los Límites del Arte en el Museo’ de Consorcio MUSACCES en la facultad de Geografía e Historia de la UCM.

El primer día, con las ponencias de José Manuel Cruz Valdovinos (UCM), Javier Arnaldo (UCM) y otros muchos expertos reflexionamos sobre el rol que ha venido jugando el museo históricamente en nuestra forma de concebir y apreciar el arte. Pensadores y artistas como Foucault, Adorno, Crimp o Smithson, profesaron el declive de la institución por los efectos anestésicos y restrictivos que ejercía sobre la cultura y su consumo por parte de la sociedad. Actualmente, con la creciente devoción por lo ‘contemporáneo’, los museos adaptan sus estrategias de cara a una realidad relativista en la que la audencia, cada vez más predominante, exige respuestas claras a la hora de definir qué merece la categoría de arte.

El segundo día retomamos el debate sobre el museo como organismo vivo en constante evolución con una nueva serie de académicos brillantes. Destacamos las ponencias de Georgios Alexopoulos (UCL), Matteo Mancini (UCM) y Noemí María Feo Rodríguez (ULL).

Alexopoulos centró su exposición en la cooperación entre el museo actual y las comunidades a la hora de replantear los significados y la gestión de sus colecciones. La presencia en el dominio museístico del ‘patrimonio intangible’, que engloba el conjunto de aquellos bienes y tradiciones culturales cuya naturaleza excede el ámbito de lo material (ej. tradiciones orales y performáticas), así como de objetos de culto, genera un sinfín de conflictos entre el afán preservativo del museo y los valores éticos y religiosos de las comunidades.

Mancini, partiendo de las teorías sociológicas de Bauman, destacó la condición ‘líquida’ del museo actual, entendido como un foco de regeneración que desafía las convenciones del pasado y prescinde de su legado en busca de competitividad económica como espacio de consumo. Buen ejemplo de ello es la integración del arte culinario en el ámbito museístico, que homologa el genio creativo del artista con el del chef para consumo último del público.

Por otro lado, Feo Rodríguez analizó el impacto de la globalización y el desarrollo tecnológico sobre el sistema del arte y la mutación del museo hacia los centros de arte contemporáneo que conocemos hoy en día. Cambio de paradigmas al que las políticas reaccionarias de los gobiernos actuales continúan aún sin apoyar, priorizando la inversión en patrimonio histórico sobre aquellos espacios dedicados a la exhibición y desarrollo del arte contemporáneo.

Del tercer y último día, nos pareció especialmente elocuente la ponencia de clausura de la mano de la teórica cultural, artista y comisaria Mieke Bal (Royal Netherlands Academy of Arts, University of Amsterdam), ‘Defensa del shock: animar el museo, ralentizando a los visitantes’.

Partiendo de su experiencia personal comisariando la reciente exposición ‘Emma & Edvard: Love in the Time of Loneliness’ en el Museo Munch de Oslo, destacó la influencia del comisario como agente clave en la transformación del museo hacia una institución de utilidad social. Su visión ha permitido vencer el tradicionalismo de los gestores de museos, reactivando las colecciones y generando nuevos modos de interactuación con los visitantes.

Para Bal, todo arte es performativo, y es la labor de los museos asegurar un entorno que permita a las obras ‘actuar’. Recursos que van desde la corresponendia entre discursos y disciplinas anacrónicas, hasta decisiones tácticas en el montaje de las obras, convierten el recorrido por el museo en una experiencia dinámica y estimulante de interacción prolongada con el público.

Muchas gracias a Alejandra Talk y al resto del comité organizativo por habernos abierto un fértil espacio de debate y aprendizaje, y a todos los ponentes por unas contribuciones de gran calidad y perspicacia. Lo hemos pasado verdaderamente bien.

Javier Montoro
01 de diciembre de 2017